Realizar una reforma siempre es un momento temido para cualquiera, pero hay dos habitaciones en especial que da bastante miedo reformar. El cuarto de baño y la cocina. Precisamente son las estancias que más instalación llevan, tanto eléctrica como de fontanería. En el baño tenemos el lavabo, la bañera o ducha, el bidé, el inodoro…. por no hablar de la instalación eléctrica, y en la cocina el principal problema suele ser el fregadero y el lavavajillas (si lo tenemos), además de otras complicaciones como extractores, etc…. también en ambos casos se complicará la cosa si además queremos cambiar el chapado de las paredes.

Hace un par de años mi madre decidió cambiar la cocina de casa que tenía más de 20 años. Los muebles estaban un poco rotos y toda la habitación necesitaba una renovación urgente. Fue un jaleo enorme pero debemos dar gracias a una gran terraza de casi 80 m2 que almacenó todos los trastos, imaginaos cómo serían las reformas de cocinas en Madrid, en un piso pequeño. Horrible.

Por si esa reforma no hubiese sido suficiente ahora mi madre está pensando en reformar también el baño. No podía ser otra habitación, tiene que ser el baño, y de nuevo estaremos con la casa llena de trastos. Eso por no hablar de dónde tendremos que ir a hacer nuestras necesidades biológicas. Menos mal que al lado viven mis abuelos, buff, una vía de escape, pero de nuevo no he podido evitar pensar ¿y si fuesen reformas de baños en Madrid? o en otra ciudad, pero en un piso pequeño.

No lo se, de momento yo me prepararé para la que se avecina en casa, que no va a ser pequeña.

Imagenes: decoracion2.com

  • bañera por ducha

    es importante realizar una reforma para mantener la higiene y la buena salud.

  • reformar cocina

    no es un horror pero durante de la reforma si mejor no estar hayi cuando lo hagan