¿Quien dijo que los revisteros eran un elemento decorativo que tenía que estar en el suelo? ¿Y quién dijo que debíamos agacharnos para coger una revista? Pues la firma italiana Driade a pensado en todo ello y su propuesta presenta un revisterorevistero con patas de acero y conos modulares de aluminio inyectado donde las revistas encajan fácilmente, manteniéndose suspendida en el aire y formando una flor de papel.

El diseño lleva el nombre de Omero y su diseñador es el argentino Francisco Gómez Paz, que en esta caso trabajo para la firma italiana. El resultado: un objeto asombrosamente simple y sofisticado.

Mas información: Francisco Gomez paz