Buenos días, queridos amigos! En el espacio de hoy hablaremos sobre cómo decorar tu oficina en color rosa.

Si te encanta este color, no tienes por qué tener un poco de miedo a decantarte por el para decorar la oficina. Aunque sea un lugar donde tengas que pasar horas y estar concentrada, no significa que no podamos dar pinceladas de este alegre color.

Una buena idea para no distraernos de nuestros quehaceres, es pintar de color rosa vibrante la pared que se encuentre justo detrás de nuestra silla.

El resto de las paredes pueden ir en rosa palo o bien en colores como blanco o gris muy claro. De esta manera podremos concentrarnos y además ver lo atractivo que queda el color rosa fuerte, según entramos por la puerta.

El mobiliario puede ser en un bonito color blanco, quedarán geniales.. así no saturaremos tanto el ambiente y jugaremos con dos colores.

Por otro lado también podemos pintar las paredes en blanco y luego añadir un mobiliario en color rosa. Si puedes jugar con dos tonos de rosa mejor, así no quedará tan recargado.

Utiliza complementos en rosa cuando la estancia sea prácticamente blanca, de esta manera estaremos poniendo el gran punto de atención. Pinceladas de un color muy alegre.

Y es que el color rosa da alegría, si te encanta este color ya sabes que puedes incorporarlo sin ningún problema a tu sala de trabajo o tu oficina.

Esperamos que estos consejos te hayan sido de gran utilidad y lleves a cabo tu propósito. Recuerda algo importante que siempre comentamos, la iluminación es esencial.

Si es una sala de trabajo recuerda que deberás tener al menos dos fuentes de luz. Una general que ayude a iluminar todo el espacio y otra específica para el escritorio o la mesa de trabajo.