Rotate es una estantería que, como su propio nombre indica, “rota” sobre sí misma. No podremos ponerla junto a la pared ya que al girarla se chocaría así que al menos tendrá que estar un poco retirada de ella, cuanto no ocupando un lugar más central en la decoración.

Me recuerda un poco a las estanterías giratorias que encontramos en las librerías y a las que damos cientos de vueltas hasta que conseguimos lo que queremos aunque hay sensibles diferencias:

1. La primera, estéticamente ésta es mucho más bonita que las de las librerías, para eso es decorativa, con mucho más estilo y elegancia.

2. Aquí tendremos (lo más probable) menos libros que en las tiendas. Aunque depende de la afición a la lectura de cada uno y de la saturación que hagamos de cada estante.

3. El libro que escojamos no lo tendremos que pagar al salir por la puerta, aunque ya lo habremos pagado antes, a menos que sea un regalo.

4. Al escoger un libro de Rotate podemos dejarnos caer plácidamente en el sofá y comenzar a leer.

5. La quinta diferencia es que por uno de los lados no tiene estantes, pero sí perchas para colgar algunos de nuestros objetos como chaquetas, pañuelos.

Es un diseño de la creadora Sherry An y como vemos a la estantería también se suman dos cajones inferiores creados con lo que parece ser esparto o un material similar.

Vía: Yanko Design