La sanción que enfrentas si no das de alta a tu empleada del hogar

Los empleadores en España tienen la obligación de dar de alta en la Seguridad Social a las empleadas del hogar. Incumplir con esta normativa puede acarrear una sanción económica significativa, además del abono de las cuotas impagadas. En este artículo, analizamos las consecuencias y procedimientos relacionados con esta obligación legal.

Aumento de las cotizaciones y beneficios para Familias Numerosas

Desde 2022, las empleadas del hogar disfrutan de los mismos derechos laborales que cualquier otro trabajador por cuenta ajena, incluyendo el acceso al seguro de desempleo. Esto se establece en el Real Decreto 16/2022, que obliga a los empleadores a asumir las cotizaciones de sus empleadas del hogar. En 2024, estas cotizaciones han aumentado, reflejando la necesidad de ajustar los costes laborales.

Las familias numerosas, por otro lado, pueden beneficiarse de bonificaciones que reducen el importe de las cotizaciones sociales que deben pagar.

Consecuencias de no dar de alta a una Empleada del Hogar

La legislación es clara: no dar de alta a una empleada del hogar es una infracción grave. Según la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social (LISOS), las multas pueden variar entre 3.750 y 12.000 euros, dependiendo de la gravedad de la infracción. El Real Decreto 5/2000 especifica tres niveles de sanción:

  • Infracción grave en grado mínimo: Multa de entre 3.750 a 7.500 euros.
  • Infracción grave en grado medio: Multa de entre 7.501 a 9.600 euros.
  • Infracción grave en grado máximo: Multa de entre 9.601 a 12.000 euros.

Además de la sanción económica, los empleadores deberán abonar las cotizaciones adeudadas a la Seguridad Social.

Plazos y procedimiento para la Inscripción en la Seguridad Social

La empleada del hogar debe estar dada de alta en la Seguridad Social antes de comenzar a trabajar. El plazo para realizar esta inscripción puede ser de hasta 60 días antes del inicio de la actividad y, como muy tarde, el día anterior al comienzo del trabajo. Inscribir a la empleada fuera de estos plazos puede resultar en sanciones.

También te puede interesar:
Cómo limpiar persianas venecianas de madera

La inscripción se realiza a través del portal Importass de la Seguridad Social, en la sección “Altas, bajas y modificaciones” y específicamente en el área de “Alta en empleo de hogar”.

Contrato laboral e indemnización por despido

La relación laboral entre la empleada del hogar y el empleador debe formalizarse mediante un contrato escrito si el trabajo va a durar más de cuatro semanas. El Ministerio de Empleo ofrece modelos de contratos para facilitar este proceso, tanto para contratos temporales como indefinidos.

En caso de despido, este debe estar justificado por razones como disminución de ingresos, cambios en las necesidades del hogar o comportamiento de la empleada. La indemnización por despido es de 12 días por año trabajado, con un máximo de seis meses. Además, se debe avisar con siete días de antelación o 20 días si la empleada lleva más de un año trabajando.

No dar de alta a una empleada del hogar en la Seguridad Social no solo acarrea sanciones económicas significativas, sino que también implica el abono de las cuotas impagadas. Es fundamental cumplir con esta obligación legal para evitar multas y garantizar los derechos laborales de las empleadas del hogar. La formalización del contrato y la correcta inscripción en la Seguridad Social son pasos esenciales para una relación laboral justa y legal.

Últimos artículos

Scroll al inicio