Recuerdas aquellos sacos que puedes meter en el microondas? Estos sacos son ideales para los dolores espalda, cuello, para las piernas… para todas aquellas zonas que tengas doloridas… pero además de esto gracias a su temperatura calientan nuestras frías camas en invierno.

Los hay de muchas formas y colores, también rellenas de diferentes formas… pero estos sacos podemos hacerlos nosotros mismos de manera sencilla y sin tardar demasiado.

Para dormir bien lo mejor es tener uno de estos calienta camas, sobre todo en invierno! Los materiales que se han utilizado para realizar este que vemos en la fotografía han sido un calcetín largo, puede ser del color que quieras y lo largo que quieras. Además un poco de arroz, aceites esenciales y aguja e hilo.

Al calcetín seleccionado para hacer de calienta camas, se le han tomado las medidas y además, recortado la parte del pie.. de esta forma servirá. El extremo cortado se cose con aguja e hilo o a máquina, como prefieras.

Después rellenamos, por la única abertura sin cerrar, con arroz… rellena con la cantidad necesaria para tu calcetín. Una vez lleno de arroz el calcetín o la media, colocamos dentro de este y sobre el arroz, los aceites esenciales con el aroma que hayas elegido. Una vez hecho, cerramos por completo este extremo. Ayúdate con aguja e hilo o a máquina.

Como ves ha sido una forma muy sencilla de realizar este tipo de sacos que vienen tan bien para la salud de nuestro cuerpo y el frío de la piel. Por último si quieres adornarlo puedes coserle adherirle un poco de tela o puedes pintarlo con marcadores…