Matali Crasset ha diseñado esta silla atril “reversible” con el propósito de pasar de un estado pasivo a otro activo, solamente con darse la vuelta y deslizar el respaldo-mesa. Uno puede estar usando el ordenador o escribiendo por ejemplo, y, con una simple vuelta ponerse a leer un libro.
Este diseño rompe con los códigos de vida tradicionales tomados de la vida burguesa, adaptándose a conceptos que tiene más que ver con una vida dinámica y “multi tarea”. Invita a la acción, es un mueble que puede servir como creador de estímulos, como activador de nuevos estilos de vida. Es el resultado de una reflexión sobre la transformación que está teniendo lugar en la sociedad.
Los materiales que se han usado son laminado de abedul de múltiples capas y fieltro de color naranja, beige, azul y verde.
Esta silla es ideal para ambientes pequeños, pero también puede ser muy útil en lugares públicos como salas de espera, aeropuertos, lugares de descanso o lugares de encuentro en oficinas.
Visto en el blog de MK ebanistería.