Qué práctico resulta hoy en día tener muebles que se puedan doblar, plegar, cerrar, esconder, o achicar de alguna forma para poder guardarlos cuando no los necesitamos o por lo menos convertirlos en otra cosa. O sea que hayan sido concebidos como objetos multifuncionales.

De la firma ambivalenz, les presento esta silla y taburete, los dos plegables y fácilmente almacenables. Vamos primero con la silla.

silla

Se llama Flap y es del diseñador alemán Malte Grieb. Me alucina la sencillez de recursos empleados. Esta silla está hecha sólo de una pieza de madera y se puede guardar detrás del armario, porque cuando está cerrada, el ancho mide 18mm. Visualmente me parece un poco endeble para sentarse pero el fabricante asegura que es muy estable. Es la solución ideal para reuniones con mucha gente, ya que se almacena y transporta fácilmente.

silla flap

Hay diferentes motivos y colores, pero me parece que yo me quedo con el clásico color madera de toda la vida.

silla flap

Aquí les dejo un video donde podrán ver lo fácil que es el plegadoFläpps by AMBIVALENZ from Ambivalenz on Vimeo.

 

banco ambivalente

Con el mismo concepto (realizado de una sola pieza) y del mismo diseñador, les dejo este taburete que se puede usar también como revistero, y lo más sorprendente es que se puede plegar y colgar del hombro como un bolso de mano. De ahora en adelante, cuando vaya a algún concierto al aire libre, ya tengo mi butaca particular y seré la envidia del evento.

banco plegable

banco plegado

Banco revistero

Si lo damos vuelta es un práctico revistero y apoya libros. Ideal para guardar el libro en la página en la que estábamos leyendo.

taburete plegable

Estoy pensando que si le apoyamos una tabla encima, el taburete también se puede convertir en mesita baja o mesilla de noche.