Si queremos revestir una pared con ladrillos y aportar a nuestra estancia un toque rústico y mucho más acogedor para el hogar. Este materia, en el exterior, nos ofrece resistencia y su textura y color aportarán belleza a las construcciones.

34288ladrillos_para_revestir_paredes

Antes de comenzar a revestir limpiaremos la pared, no debe haber humedades; taparemos los huecos si los hubiera, la misma debe estar completamente lisa de imperfecciones.

Como-reparar-grietas-en-las-paredes

Si nuestra pared se encuentra pintada la podemos lavar con lavandina diluida en agua caliente y un cepillo para desengrasarla.  Si la pintura se cae y descascarilla se deberá lijar. Si tiene papel retiraremos el mismo y los restos de pegamento.

Los ladrillos que vamos a utilizar serán para revestir -plaquetas-, estos son más finos que los típicos –de 3 cm-

Para asegurarnos que la pared de ladrillos quede perfectamente horizontales tendremos que trazar líneas auxiliares sobre la propia pared. Cada una debe tener una separación de 70 cm entre sí.

Los ladrillos los fijaremos a la pared con un mortero de cemento portland o algún adhesivo especial. Para evitar que se acumule, el adhesivo especial, lo aplicaremos sobre el muro, como una línea, y lo distribuiremos de forma pareja.

Revestir-con-ladrillos-a-la-vista

La construcción se realizará de abajo hacia arriba, debiendo encolar la pared por zonas hasta unas cuatro o cinco filas. Para colocar los ladrillos tomaremos en cuenta las líneas auxiliares y no el zócalo de la pared pues este puede que no esté horizontal.

Cuando vayamos a fijar el ladrillo, con el adhesivo, lo presionaremos aplicando una fuerza moderada. Nos debemos acordar de dejar las juntas entre ladrillo y ladrillo. La misma tendrá 1 o 2 cm.

412_79222_2357686_405160

A la hora de trabajar con juntas alternadas – donde la junta de una fila coincide con el centro del ladrillo de la fila siguiente- tendremos en cuenta que la segunda fila siempre empezará con medio ladrillo. Por ello, para partir los mismos utilizaremos un cortafrío y una masa.

Cuando el revestimiento se encuentre seco deberemos terminar las juntas con un material para el mismo fin; de esta forma lo colocaremos con ayuda de una cuchara de albañil y dejaremos 1 cm por debajo del nivel de los ladrillos.

Compartir
Artículo anteriorTransparente y moderno
Artículo siguienteSolo veo grietas… ¿Cómo repararlas?
Silvia Martínez Casares
Diplomada en Educación social; técnico en laboratorio de imágen; tengo mucha experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria... etc. Además soy peluquera.. cosas de la vida! Por otro lado me encanta dibujar, la fotografía, la música, leer por la noche, Moto GP, la danza y claro está escribir (Tengo algunos cuentos y relatos cortos)... entre muchas otras cosas!