El uso de algunos materiales como el vidrio radica de la antigüedad clásica, si bien en los últimos años se han desarrollado mecanismos que facilitan su producción, por ende es innegable que el mismo se encuentre presente en la decoración clásica, mientras que otros elementos los cuales surgen de la revolución tecnológica y química como los acrílicos hicieron su aparición en la ultima mitad del siglo pasado revolucionando por completo el concepto de mobiliario.

clip_image001[1]

Su transparencia, similitud notable con el vidrio, pero increíble resistencia, convierten a este polímero en un material notable para crear piezas que revolucionen los espacios, si bien es utilizado como accesorio de otras piezas mas convencionales, encuentra en el mobiliario confeccionado en su totalidad de dicha materia prima su destaque mayúsculo.

clip_image001[3]

clip_image001[5]

Sin duda los espacios vanguardista, de carácter juvenil son donde los muebles conformados de acrílico y diferentes aleaciones encuentran su máxima adaptación, el aire futurista se mezcla con una concepción prácticamente fabulosa de piezas que se fusionan con los ambiente.

clip_image002[1]clip_image002[3]

Aunque presenta algunas particularidades estéticas, los mobiliarios transparentes pueden combinar con cualquier tipo de pavimento y color, por otro lado su carácter creacional lo limita a la hora de convertirse en un destaque, por lo que las piezas deben de ser medidas en su disposición, si dispone toda una gama de mobiliario enfocado en la temática notara que sus espacios carecen de carácter, aunque por otro lado son ideales para aquellos lugares donde el espacio es fundamental ya que crean un optima de espacio que redimensiona las habitaciones.

clip_image001[7]

Dentro de la gran cantidad de firmas que explotan los beneficios y particularidades de las transparencias en la decoración encontramos la italiana Kartell, la cual fusiona piezas clásicas con materias primas vanguardista creando mobiliario sumamente particular, un ejemplo claro de ello es la colección “fantasma”, la cual deja entrever un estilo clásico y vanguardista en un matiz único.

clip_image001[9]

Una menciona a parte merece la línea desarrollada por la canadiense Omer Arbel , la cual crea piezas de mobiliario con diferentes aleaciones que logran cambiar de color dependiendo la exposición lumínica que reciben, su estilo es futurista y de alta vanguardia, aunque estéticamente no recibe con gran agrado la sobre dosificación en los espacios.

clip_image002[5]clip_image002[7]

  • victor hugo jasso

    se pueden realizar con una superficie de 60 cm