En decoración, todo vale… Y ya sabes que cualquier cosa, cualquier objeto, se puede convertir en un bonito elemento decorativo. Y lo cierto es que cuanto menos usual sea ese objeto en la decoración, más interesante y original es es resultado.

Hoy queremos proponerte una idea muy sencilla. Un idea sencilla, pero capaz de crear un atractivo visual en cualquier decoración. Un idea sencilla, pero con mucho encanto.

Se trata de decorar con tapetes de ganchillo o crochet…

tapetes

Decorar con complementos de ganchillo es una tendencia que ha vuelto hace algunas temporadas. Tan es así que muchas son las colecciones de textiles de hogar de famosas firmas en las que hemos visto edredones, mantas, cortinas, alfombras, manteles… de ganchillo.

Hoy, lo que te proponemos es decorar las paredes con bonitos tapetes de ganchillo.
Si tienes en casa, guardados en el baúl de los recuerdos, algunos tapetes de ganchillo elaborados por la abuela, te proponemos que los rescates y los hagas partícipes de la decoración de cualquier pared de tu hogar. Y si no tienes ningún tapete realizado por tu abuela, puedes crearlo tú mismo/a si eres un/a manitas; y si no, siempre puedes comprarlo hecho.

El caso es que independientemente de quién haya elaborado los tapetes, colocados en la pared, pueden darle vida y crear una decoración encantadora.

En el ejemplo que puedes ver en la imagen, se han introducido en la decoración de un dormitorio con cierto aire vintage. Sin embargo, esta idea resulta también ideal en decoraciones más modernas, contemporáneas e incluso minimalistas, ya que el contraste es aún mayor, más sorprendente.

A ti; ¿qué te parece?, ¿te animas a decorar con tapetes?