Existen ideas maravillosas con las que reciclar objetos y muebles de la manera más sencilla y bonita y, en este caso, curiosa. ¿Alguna vez se te ha ocurrido en qué puedes utilizar un saco grande de café? ¿Podría servir para tapizar muebles?

bolsa-cafe

¡Pues claro que sí! en este artículo te mostramos como reciclar con este materia y obsequiar a tus sillas con un toque especial.

Lo que necesitaremos para realizar este reciclado será.

–          Un saco grande de café

–          La silla, banco o banqueta que deseas tapizar

–          Unas tijeras

–          Un martillo

–          Tachas para tapicería

El primer paso es quitar el asiento de la silla o banco que quieras tapizar o volver a tapizar. No hace falta retirar el tapizado que ya tiene, puede quedarse debajo del nuevo que vamos a poner.

Con un metro tendremos que ir tomando medidas de las dimensiones  del banco o silla para poder cortar el saco de café.

Cortaremos los bordes del saco, retirando las costuras. Luego la cortaremos del tamaño del asiento. Cuando hagamos esto tenemos que procurar que la tela tenga 5 cm más de cada lado que el asiento; y que el diseño del saco de café, el dibujo, quede centrado… esto es una idea pero lo podéis poner donde queráis.

Cuando la tela este lista la colocaremos encima del asiento; con ayuda de un martillo iremos colocando una tacha a cada lado para sostener la tela. Luego iremos colocándolas en todo el borde, estirando muy bien la tela, para que quede perfecta.

Es fácil, ingenioso y queda realmente bien. ¿Qué os parece?

saco de cafe copia