Ya os he dicho que este año mi casa va a tener un aire muy siniestro porque la decoración este año va a estar basada en un bosque encantado, con sus búhos, sus hojas secas, telarañas, fantasmas, unas cuantas calabazas decoradas e incluso estoy pensando en hacer un arbol con cartón.

Pero hoy quiero hablaros de los gatos negros, como el de la imagen que véis más arriba, ya que estos animales desde siempre se han considerado animales mágicos asociados a la brujería, a lo siniestro. Y aunque ahoran son símbolo de mala suerte no siempre fué así, ya que en Egipto eran animales sagrados. Pero resulta que hoy en día estos animales están asociados a la brujería, ya que en la Edad Media se pensaba que las brujas se convertían en gatos negros para no ser atrapadas, y de haí que los gatos en esa época fueran perseguidos y quemados en hogueras, bajo la creencia que eran brujas.

Así que qué mejor elemento para decorar mi casa en “La noche de las brujas” que un gato negro como el de la imagen. Lo que no se aún es dónde lo colocaría, porque claro si la decoración de este año es un bosque, dónde colocaría el gato.

Aunque pensándolo bien, el gato quedaría de miedo para darle la bienvenida a los invitados a mi fiesta, así que creo que lo colocaré en la entrada de mi casa. 

En la puerta de mi casa colocaré muchas hojas secas, un par de calabazas decoradas muy siniestramente,  y acompañándolo todo el gato negro, así la bienvenida será terrorífica.

También te puede interesar:  Halloween: Ideas para decorar con macetas

Vía: William-Sonoma