¡A todas horas!  si es que sueño a todas horas con Mario. Que si tengo que ayudarle, que si ahora se me va la princesa, que si mata al Browser y es que ¡no paro!… Para aquellas personas que no pueden olvidar a este increíble, mítico y extraordinario personaje de aventuras, hoy quiero mostrarles una cosita.

Qué tendrán, qué tendrán… los años 80 que a todos nos encanta. Sé que todas y cada una de las épocas tienen algo para contar, una historia…  ¡ pero los “ochenteros”  somos los “ochenteros” !  Y es que la música, las fiestas, las costumbres; ese maravilloso cine de los 80, las nuevas tendencias en moda, como el pelo “cardado” o el resurgir de las hombreras… dieron tanto que hablar ¡Estos años  tuvieron un gran impacto en la sociedad!

… y   ¿los juegos? Aquél maravilloso Pacman, el mítico Bomberman, Excite Bike  – que había que cogerle un poco el truco -; el frustrante pero extraordinario Circus, el adictivo Tetris y el inigualable Mario Bros y su hermanito Luigi

Si te encantan los 80 y en especial Mario Bros ¿No has pensado nunca en decorar tu casa con él? Aquí podemos ver unos ejemplos, como la estantería y el tubo hechos a mano, por un increible FAN de Mario Bros ¿No es genial?

Preciosas estanterías en forma de bloques de ladrillo cubren la habitación; sacadas completamente del juego hay unos bloques ¡que tienen hasta la interrogación, pixelada y todo! Lo malo es que estas no nos dan puntos, pero sí se abren de manera funcional para guardar cualquier objeto que deseemos.

Esa valiosa y gran Seta, que nos sacaba de más de un apuro y situación de vida o muerte,  ahora es una graciosa y preciosa ¡hucha! donde poder ahorrar unos “eurillos”.

Bajo la dulce y eterna mirada de la nube de Mario Bros, clavadita al juego, surge ¡una mesa en forma de tubo! Exactamente el mismo tubo del juego, con su color verde y con su forma de tubo; y  aunque no nos podamos meter por el mismo  y salir en otra habitación distinta, este tubo es una funcional mesa para poner cualquier objeto, en este caso, el móvil.

Como podéis ver el universo de Mario Bros ahora con ingenio, paciencia y un poco de arte puede estar donde quieras, quizás en la habitación de los niños… para no perder el legado “ochentero”. ¿Qué os parece?