Si quieres aportar un detalle natural, a nuestra decoración, hoy te mostramos de qué manera realizar este fantástico terrario… algo original ya que su ubicación es vertical.


De esta forma implementaremos una parte de la naturaleza en cualquier estancia de nuestro hogar. Esta actividad es bastante fácil y no tenemos que gastar mucho en mantenimiento.

Los materiales que vamos a utilizar serán los siguientes:

Grava o gravilla
Plantas de aire, como cactus
Tierra
Cinta adhesiva
Acrílico
Latas magnéticas de metal
Pintura en aerosol
Dremel (herramienta para cortar acrílico)

Con aerosol pintamos el interior de la lata. Para que no se llenen de acrílico zonas que no deseamos las tapamos con cinta adhesiva. La pintura que utilizaremos será en aerosol. El color será el que más nos guste, en este caso es blanco opaco.

Medimos y cortamos el acrílico, medida exacta de la lata. Piensa en que una de las partes tiene que quedar abierta, como ejemplo mira las imágenes.

Con ayuda del pegamento adherimos el acrílico y colocamos la tapa. La cuestión es que aguante el peso de la grava, esta no debe destaparlo.

Por último y una vez todo seco comenzaremos a decorar nuestro terrario. Primero ubicamos la grava y luego colocamos las plantas bien dispuestas. Recuerda incluir un pequeño cristal o plástico para poder ver el terrario.

Ubicarlo en la pared no será dificil siempre podemos utilizar latas imantadas, pegamento específico, ganchos… cualquier medio para sostenerlo en la parede que se ajuste a nuestras necesidades.

Si no quieres cortar el acrílico siempre puedes comprar carbón activado. Es fácil conseguirlo en tiendas de mascotas. Recuerda seleccionar plantas para ambientes de interior.