Si tienes ganas de cambiar la mesa de cocina o tienes que comprarte alguna te daremos algunos prácticos consejos. En la actualidad son muchas las empresas que se dedican a la creación de mobiliarios para las viviendas y también para las empresas, entre todas las alternativas que existan se podrá encontrar un modelo que se adapte a tus gustos y necesidades.

La calidad de las mesas podrá estar determinada por el material con el cual ha sido fabricada, si se elige por el hierro tendremos la posibilidad de usarla tanto para la cocina como para otros ambientes exteriores ya que se trata de un material altamente resistente y duradero. Tiene la capacidad de soportar cualquier inclemencia atmosférica y también la humedad ambiente.

Mesa de cocina
Fuente: Maximiliano Martin

Otra opción es adquirir una mesa de madera, de vidrio, de pvc, mármol o alguna en que se combinen diferentes materiales. El tamaño de la misma dependerá del tamaño de la cocina y de la cantidad de personas que la usaran de forma cotidiana. Algunos modelos son redondos y otros cuadrados o rectangulares. Los modelos redondos tienen la ventaja de favorecer la comunicación entre quienes se sienten a ella pero tienen la desventaja de ocupar demasiado lugar.

Los modelos de mesas cuadradas pueden tener otros usos, como una mesa de dibujo o una mesa de trabajo. Las mesas rectangulares son las más formales de todas, son una alternativa ideal para las familias numerosas o para las viviendas en donde se acostumbre a recibir invitados.

Las mesas ovaladas quedarán a la perfección si el estilo de tu cocina es clásico pero no quedarán del todo bien en las cocinas modernas o minimalistas.

Una buena opción a la hora de adquirir una mesa es comprar un modelo que sea extensible, su formato nos permitirá sacarnos de un apuro y así conseguir ampliar un mueble que plegado ocupaba mucho menos espacio.