Cómodas, confortables… placenteras… y es que las  tumbonas, estos muebles de exterior, son ideales para acomodarnos en la piscina, en la playa o en el jardín a la hora de  ponernos morenos, morenas y tostaditas bajo el Sol.


Su estructura, en forma de cama, hace un verdadero placer el pasar el tiempo mirando o soñando con musarañas…


Para más confort, generalmente, la parte superior de estas se puede reclinar; de esta forma permite que  la persona pueda incorporarse y leer, charlar, tomar una refrescante cerveza… o lo que surja.

De este modo permitidme hacer un repaso por modelos sumamente curiosos de este decorativo mueble. Exquisitez y evolución en una sola pieza, tumbonas de jardín.

¿Qué te parecería tumbarte en el césped? LawnChair es fresca, agradable y ergonómica; esta pieza es natural como la misma tierra… o césped. Con su especial sistema de riego LawnChair se encuentra cubierta en su totalidad de suave y refrescante césped.


Rompe, literalmente, la ley de la gravedad con el modelo Hoverit. No podrás encontrar más confort que en el aire… sí en el aire, con Hoverit ¡flota cómodamente mientras te bronceas al Sol! El secreto consiste en imanes colocados estratégicamente, este sistema hace que tu cuerpo se suspenda en el aire cual hoja en el viento.


Con Dedon Summer Cloud no te muevas para buscar  el Sol… ¡deja que ella lo haga solita! Su sistema rotatorio 360 grados permite que no tengas que molestarte en cambiar de posición la tumbona ya que ella lo hará sola y a tu gusto. ¿Quieres dar sombra a la persona que tienes al lado? Con Summer Cloud podrás hacerlo sin moverte; podrás ofrecer la sombra a quien tú quieras mientras sigues dorándote al sol.


¿Te gustan los coches? Aquí llega el Ferrari de las tumbonas, el modelo  D – lux. Lo mejor en diseño y calidad de la mano de  Royal Botania. Formada por cinco piezas y disponibles en todos los colores; esta tumbona está pensada para los amantes del diseño.


Visto lo visto… ¿A quien no le apetece echarse una estupenda siesta?


Compartir
Artículo anteriorDe las autopista a mi salón
Artículo siguiente¿Mi gato? En su propio balcón
Silvia Martínez Casares

Diplomada en Educación social; técnico en laboratorio de imágen; tengo mucha experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria… etc. Además soy peluquera.. cosas de la vida!
Por otro lado me encanta dibujar, la fotografía, la música, leer por la noche, Moto GP, la danza y claro está escribir (Tengo algunos cuentos y relatos cortos)… entre muchas otras cosas!