Los dormitorios actuales son algo más que espacios confortables donde tener dulces sueños. Pueden convertirse en territorios íntimos con interiores que fusionan belleza y tecnología de forma magistral. Disfrutar en casa de un auténtico templo para el descanso. Vale, nos apuntamos, pero ¿cuáles son sus coordenadas?

templo para el descanso
Fuente: roche bobois

Es una realidad que en los dormitorios de hoy también disfrutamos de ocio, y no solo de nuestra lectura favorita. Nos relajamos, nos comunicamos con los nuestros o navegamos por el universo de internet… Un templo para el descanso en toda regla en el que es posible rodearse de un equipamiento y una decoración que juega a nuestro favor. Como las siguientes propuestas.

Crea tu templo para el descanso

Fuente: Zara Home

Como idea suena de maravilla. A quién no le gustaría contar con su propio templo para el descanso nada más cruzar la puerta de su habitación. El mundo de la decoración y la industria del mobiliario para dormitorios parecen haber recogido el mensaje. Cada vez muestran más interés en demostrarnos que estos espacios domésticos están adoptando un nuevo papel en las viviendas. Y nos sorprenden con propuestas que hace unos años no hubiéramos sospechado de la mano de la tecnología.

Camas y colchones con un concepto muy técnico, cabeceros que son mucho más que eso, textiles que son capaces de revalorizar la decoración y una gran familia de piezas auxiliares y lámparas que proporcionan una deliciosa intimidad. Todo para diseñar un templo para el descanso a la carta.

El nuevo rol de los cabeceros

Fuente: roche bobois

Atención al cabecero de los dormitorios. A partir de ahora podrá tener un papel clave, ser una pieza estelar de nuestro templo para el descanso. Está claro que siempre han sido elementos especialmente decorativos. O bien modelos a la última, recién salidos de la industria del mueble, o propuestas personales, donde hemos sabido imprimir nuestro sello handmade. Por ejemplo recuperando y reciclando materiales para crear originales cabeceros con palés.

También te puede interesar:  Decorar con teteras

Pues bien, los diseños que vienen dialogan de otra manera en las habitaciones, se atreven a proponer un nuevo papel para su fiel compañera, la cama. No solo son piezas con un look estético concreto: románticos, minimalistas, neo rurales, urbanos… Ahora despliegan un diseño rico en materiales y funciones extra con idea de formar un conjunto decorativo más compacto, lleno de estilo. Su objetivo es ser el centro de atención de cualquier templo del descanso descaradamente.

Cabeceros sumamente innovadores y de llamativas dimensiones, para captar el máximo protagonismo y abrazar de confort todo lo que rodea a la cama. Como los diseños revestidos de papel en 3D y retroiluminados: al mirarlos uno puede pensar que son bellos murales artísticos. Y qué decir de las versiones acolchadas extrasuaves, muy sencillos en sus líneas y sin embargo capaces de vestir el dormitorio de una calidez impagable. No hay duda, esta pieza es un imprescindible en cualquier templo del descanso.

Plataformas para vivir

Fuente: Ikea

Pensar en un templo del descanso implica descubrir que la cama también está viviendo una auténtica revolución, estética y tecnológica. Quizá nos resistamos a dejar atrás las propuestas de siempre, pero nada como ponernos al día para cambiar de opinión. Junto a los colchones de alta gama, con los que probablemente estemos familiarizados o tengamos uno en casa, ahora hay que pensar en las camas de lujo.

Este concepto aplicado en ellas se traduce en que han sido hechas a mano con una selección de materiales naturales y sostenibles de elevada calidad. Y aún hay más, su ropa de cama y accesorios acentúan su concepto de lujo informal con diseños exclusivos. Colecciones de algodón cien por cien con estampados dibujados a mano con lápices, acuarelas y témperas.

También te puede interesar:  Posavasos con chapas de botella
Fuente: Hästens

Por otro lado aparecen en escena las camas concebidas nada más y nada menos como plataformas para vivir. Propuestas transformables capaces de experimentar una metamorfosis en un momento dado, según las necesidades de tu vida. Su idea es incorporar al dormitorio nuevas funciones en un solo mueble al que poder incluir elementos adaptados. Lo que en su día fue un sofá es capaz de convertirse en una cama, preparada para completar con unas simpáticas mesillas, o un cabecero muy funcional. Otro gran fichaje en un templo para el descanso.

Muebles y luces con buenas vibraciones

Fuente: Zara Home

¿Y qué hay del resto de elementos que dan sentido a la decoración de un templo para el descanso? Lo ideal es vestirlo con muebles auxiliares que sumen belleza, o que regalen calidez con elegancia. Ese plus decorativo tan acertado. Nada como jugar con piezas delicadas y amables, de formas redondeadas. Es la ocasión perfecta para unas estilosas cómodas de madera, o tocadores de inspiración art decó años 50.

Fuente: Luceplan

Y por supuesto la iluminación. Cuidar al máximo la intimidad de ese templo para el descanso a través de una luz ambiental llena de matices. Un sinfín de lámparas pueden proporcionar planos luminosos bellos y funcionales a la vez. Desde modelos con pantallas de vidrio opalino y base de madera, a lámparas más ornamentales, con pies pintados a mano con motivos florales. O globos de cristal que son todo delicadeza. ¿La clave? crear climas íntimos, tan propicios en cualquier templo para el descanso. El tuyo o el mío.

¿Ya estás pensado en tener uno en casa?