Buenos días amigos! En el artículo de hoy hablaremos sobre dar un color mucho más alegre a nuestro salón o comedor. Si te encanta el verano, la primavera, las flores y sobretodo eres amante del color amarillo.. aquí te dejamos un estupendo ejemplo.

El color amarillo es, en ocasiones, un desafío introducirlo en el hogar.. o eso es lo que pensamos los que nos encantaría renovar el look a aquella sala, ese salón, una cocina.

El color amarillo es sofisticado, nos brinda alegría y más si en la casa donde vivimos hay bastante luz natural y da el sol. Si buscas un color lleno de vida, este es el amarillo.

Normalmente podemos buscar el contraste añadiendo un segundo color, por ejemplo una base de blancos será perfecta. No tengas miedo a innovar, seguro que quedará precioso. Si no te atreves pintando las paredes, siempre puedes añadir algunos elementos como almohadones, cortinas, mantelería, cojines.. en este color y verás qué cambios.

En esta ocasión vemos un estupendo papel pintado, en dos colores.. aunque casi todo lo que vemos es en color amarillo, algunas cosas se ven complementadas con el blanco. De esta manera estaremos dando profundidad a la estancia, un poco de contraste y al mismo tiempo armonizar el color amarillo con el blanco.

Tanto los complementos, com accesorios, estampados.. es todo en un bello color amarillo y como este año se encuentran de tendencia los motivos florales.. pues allá vamos! 

Flores en las paredes, y unas bonitas flores como motivo central de la mesa del comedor.. esto las integrará aún mucho más.

Esto es solo un ejemplo de lo que podrías lograr si pruebas el color amarillo en tu salón, siempre atento a la combinación de colores y estampados. No debemos sobrecargar el ambiente.. pero si son necesario los detalles para enriquecer la decoración.. por ejemplo una bonita lámpara, un estupendo centro de mesa, unas velas, almohadones.. etc.