Cuando los niños son pequeños, durante una temporada el baño es todo un mundo lleno de obstáculos para ellos, porque no llegan bien a los muebles, a los sanitarios, etc. Es un problema momentáneao, pero lo cierto es que se hace muy molesto porque no ppueden desarrollar por sí solos y sin ayuda las actividades que en un baño se desarrollan. Y a pesar de que se trata de un problema pasajero, esperar a que los niños crezcan lo suficiente puede ser mucho tiempo…  Si te lo puedes permitir y el baño es exclusivo para tu pequeño/a, puedes adaptarlo en su totalidad modificando la altura del mobiliario e introduciendo sanitarios de acuerdo a su altura. Sin embargo, esta es una solución un tanto costosa, si no te la puedes permitir, te proponemos esta otra:

banco en el baño

Un sencillo banco de madera en el baño ayudará a los pequeños a alcanzar al lavabo, a las repisas, etc.
Si lo colocas bajo el lavabo, verás que prácticamente no te resta espacio en el baño. Además le resultará realmente útil a los pequeños que podrán hacerlo todo sin ayuda, sintiéndose mucho más independientes.

Se trata de una idea que puedes adaptar cualquier baño. En el mercado encontrarás todo tipo de pequeños bancos, en infinidad de diseño, estilos y colores, sólo es cuestión de escoger el que más se adapta a la decoración del baño en general y también a las necesidades de tu hijo/a.

Una solución muy práctica y también económica, ¿qué te parece a ti?