Amigos, en el espacio de hoy hablaremos de un centro de mesa original y muy veraniego. Si pretendes dar a tus superficies un aire fresco, con algunos jarrrones cuadrados y un poco de arena podemos hacer muchas cosas.

Si te apetece crear un fantástico centro de mesa para ambientar todos tus eventos hoy te proponemos una magnífica idea para los meses más calurosos. Los materiales que necesitaremos serán un par de vasos cuadrados, lo ideal es que los consigas de diferentes medidas.

Además vamos a necesitar arena de color, en esta ocasión es azulada pero podemos obtenerla en otros colores. A parte conseguiremos algunas conchas, caracolas y estrellas de mar. Por último algo de verde quedará genial.

Recordamos que podemos poner tantos vasos como queramos o incluso uno solo de tamaño grande.. esto va a depender de las dimensiones de la propia mesa.

Para comenzar toma los vasos que hayas elegido, una vez los tengas rellenalos con la arena del color seleccionado. Elige el color que más pegue con el resto de la decoración, en esta ocasión es azulada para reflejar el frescor del verano.

En la arena vamos hincando las pequeñas ramas u hojas de forma que no se caigan. Por último añadimos la o las estrellas marinas que hayamos conseguido, además introduciremos en los vasos de cristal las conchas marinas y las caracolas.

Si pones varios vasos intenta que cada decoración sea del mismo tema pero con diferentes elementos. De esta forma enriqueceremos la composición decorativa.

No hace falta decir que sin duda podemos cambiar los elementos transformando lo que es un centro de mesa fresco y veraniego, en otro centro con elementos más otoñales, invernales, navideños.. podemos adaptar este centro a cualquier tipo de decoración.