Shhhhh! cuidado, no hagáis ruido, que podéis despertar al monstruo. Sólo con esta advertencia yo conozco a más de una/o que ya no entraría en la habitación, y muchos menos si ven lo que nosotros vemos en imagen, un pequeño monstruo en el lavabo. No os asustéis, no es un monstruo de verdad, es un vinilo adhesivo muy curiosos que hace pensar que un pequeño nos está observando.

monstruo baño

En realidad no es sólo para el baño sino que es susceptible de colocarse en cualquier superficie lisa que nos de juego, como un cajón, un rincón, etc… se vende en varios colores, aunque el auténtico es el  negro, el más tenebroso y el que más miedo puede dar. Por ejemplo, el verde más bien podría parecer el “moquete” de los Cazafantasmas, el resto no tienen mucho sentido.

Sus medidas son de 34 x 5 y su precio de 22 €.

Más información: Hu2
Vía: No puedo creer…