Hace unos meses recogíamos la idea de utilizar un dibujos de nuestro hijo o hijos para decorar el salón, siendo la foto de familia un dibujo realizado por él o ella. La verdad es que me gustó bastante la propuesta, pero hoy he encontrado otra que me ha gustado quizás más: en vez de un dibujo, ¿por qué no muchos?.

Una especie de mosaico artístico infantil recorrería una pared del salón, o del dormitorio, o de donde queramos, siendo un pequeño espacio para sus obras de arte.

Vía: Design Sponge