No hace mucho tiempo quise sacarme el carnet de patrón de embarcaciones de recreo, porque este verano salí  a navegar con amigo que lo tiene, y la verdad quedé fascinada del arte de la navegación.

Entonces mi amigo me dejo su libro y me puse a ojearlo antes de apuntarme a ninguna academia o apuntarme a el examen ( para pagar las tasas). Pues bien, todo marchaba bien hasta que llegamos a el apartado de los nudos. Y es que soy muy patosa, y la verdad no me salí un nudo a derechas.

Y a propósito de los nudos hoy quiero enseñaros una solución muy decorativa para sujetar las puertas.

Este original nudo marinero lo podrás encontrar en hausinterior, porque la verdad que resulta muy práctico para sujetar las puertas y que no den portazo.

Pero si eres un manitas (es decir, todo lo contrario que yo) puedes animarte ha hacértelo tu mismo.

El nudo se llama cabeza de turco aunque en algunos sitios lo encontraréis por el nombre de nudo de doble traílla. Aquí os dejo una imagen con los pasos que deberás seguir para elaborar tu nudo marinero decorativo.

Pero si aún así con las imágenes no te aclaras aquí te dejo un vídeo en el que encontrarás de una forma muy clara y sencilla cómo hacer un nudo de cabeza de turco, aunque a pequeña escala. Si quieres hacer tu tope para la puerta deberás usar una bola de un tamaño considerable, y en lugar de usar cordón, deberás usar una cuerda grandecilla.