Podríamos definirlo como el lujo de las colchonetas personificado, pero no es una colchoneta de piscina. Es algo más, es una cama, una cama de agua, pero no está rellena del líquido elemento sino que se posa sobre él. Es una cama flotante de la empres Ego París.

Su nombre es Edén y con el podremos encontrar momentos únicos de relajación sobre las aguas de nuestra piscina. La estructura está creada con cuatro marcos de madera lacada, con respaldos disponibles en una paleta de 16 colores. Cuatros listones (uno en cadsa esquina) sustenta una gasa blanca que cubre la base para mantenerla levemente a la sombra, dejando sólo entrar uno suave sol.

Su tamaño de 300 x 215 x 180 la hace segura sólo para dos personas.

Más información: Ego Paris

Vía: Trendir