Un office puede convertirse en un pequeños espacio muy cómodo y funcional a la hora de realizar nuestra vida y nuestras actividades cotidianas en la casa. Un pequeño espacio de uso habitual y muy común que puede facilitarlas la vida doméstica y hacerla más cómoda y ordenada.
 
La función principal de cualquier office es el servicio de comidas y debe estar en la cocina, por lo que, en lo que a ubicación y diseño se refiere, nos deja vía libre.
Un office puede estar en medio de la cocina en forma de isla, puede ser una barra, puede ser una mesa con todas las posibilidades que ello ofrece, puede ser una mesa extensible, incluso puede estar ubicado dentro de un armario en el que una vez utilizado se cierra y todo queda ordenado… Todo depende de las dimensiones del espacio con las que contamos y por supuesto, de gustos y funcionalidad, ya que no todos tenemos las mismas necesidades.

A continuación te muestro lagunas ideas que te pueden inspirar a la hora de crear un office en tu cocina o de reinventar el que ya tienes.

office isla

Esta primera imagen muestra un office isla.
En este caso, la isla no cumple la única función de office, sino que también sirve como espacio de almacenaje e incluso una zona está destinada a los fogones. Una solución práctica, cómoda e ideal cuando el espacio no abunda.

office mesa redonda

En este otro caso se ha optado por una mesa redonda y dos sillas. También es una opción cómoda y funcional teniendo en cuenta las dimensiones de la cocina.

office barra

En espacios muy pequeños también cabe la posibilidad de incluir un office y éste es el ejemplo perfecto. Una simple y estrecha barra pero muy cómoda bajo la ventana, que por otra parte suele ser un hueco que normalmente se desaprovecha, cumple la función de un perfecto office sin renunciar a la estética.

Sólo es cuestión de que adaptes el office a las dimensiones de tu cocina. En estos casos, el ingenio y la creatividad y original suelen ofrecer buenos resultados.