Si buscas un original cabecero pero no quieres invertir demasiado dinero en ello, hoy te voy a proponer una idea sencilla, muy original y también práctica y funcional. Se trata de un cabecero que puedes realizar tú mismo/a.
Se trata de una idea que puedes aplicar fácilmente a cualquier tipo de cama o habitación.

cabecero

¿No te parece ideal?

Los únicos materiales que son necesarios para realizar este cabecero son: listones de madera (el número de listones de madera depende del ancho de los mismos y la altura que quieras dar al cabecero), elementos de sujeción que permitan unir las tablas, pintura y plantillas (dependiendo del acabado que le quieras dar al cabecero).

parte trasera del cabecero

Los pasos aseguir son muy sencillos, sólo hay que cortar los tablones dependiendo del ancho de la cama y el ancho, claro está, que se le pretenda dar al cabecero. Luego, es sólo cuestión de colocar los listones de madera unos sobre otros y unirlos con la ayuda de los elementos de sujeción. Una vez logrado el tamaño deseado para el cabecero lo único que hay que hacer es darle el ”toque final”; es decir, pintar el cabecero, esto depende de los gustos personales de cada uno y del resto de la decoración.

Esta es, sin duda, una alternativa ”low cost” válida para cualquier habitación, ya que a través de la pintura y los acabados finales podrás adaptarlo a todo tipo de decoraciones.

¿Te animas a poner en práctica esta idea y renovar o hacer tú misma tu propio cabecero?

Compartir

1 Comentario

Comments are closed.