En el artículo de hoy os hablamos a cerca de una orginal instalación. Tom Fruin el artista que ha diseñado esta atractiva inspiración, en Copenhague, convierte el lugar en el escenario para actuaciones y eventos diarios basados en CoreACt -Anika Barkan y Kvint Helene-

Lo llamativo, de esta construcción, son sus hermosos colores como poesías en el aire. Estos se encuentran controlados por ordenador, y sigue una secuencia de luces e instalaciones sonoras… es decir un escenario de color vivo todos los días.

Su diseñador le dio un magnifico nombre, Kolinivehus cuenta con una puerta y ventanas que se abren… es como una casa real… pero con vivos colores y alegres tonalidades.

Se encuentra fabricada en acero soldado, plexiglás y pintura. Entre las piezas de plexiglás, encontramos que son de diferentes dimensiones pudiendo ver algunas en un tamaño de 2×2… hasta un 24×3…

Más de mil piezas de plexiglás dan forma a Kolinivehus!