En el artículo de hoy os hablamos a cerca de una orginal instalación. Tom Fruin el artista que ha diseñado esta atractiva inspiración, en Copenhague, convierte el lugar en el escenario para actuaciones y eventos diarios basados en CoreACt -Anika Barkan y Kvint Helene-

Lo llamativo, de esta construcción, son sus hermosos colores como poesías en el aire. Estos se encuentran controlados por ordenador, y sigue una secuencia de luces e instalaciones sonoras… es decir un escenario de color vivo todos los días.

Su diseñador le dio un magnifico nombre, Kolinivehus cuenta con una puerta y ventanas que se abren… es como una casa real… pero con vivos colores y alegres tonalidades.

Se encuentra fabricada en acero soldado, plexiglás y pintura. Entre las piezas de plexiglás, encontramos que son de diferentes dimensiones pudiendo ver algunas en un tamaño de 2×2… hasta un 24×3…

Más de mil piezas de plexiglás dan forma a Kolinivehus! 

Compartir
Artículo anteriorUn original cabecero low cost
Artículo siguienteMadera, belleza interminable ahora renovable y ecológica
Silvia Martínez Casares
Diplomada en Educación social; técnico en laboratorio de imágen; tengo mucha experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria... etc. Además soy peluquera.. cosas de la vida! Por otro lado me encanta dibujar, la fotografía, la música, leer por la noche, Moto GP, la danza y claro está escribir (Tengo algunos cuentos y relatos cortos)... entre muchas otras cosas!