Si vuestra cabeza no está lo suficientemente liada a diario con mil cosas como el trabajo, la casa, los hijos, etc… ahora este reloj viene a hacerla un poco más, si cabe.

Se trata de un reloj con forma de espiral un poco loco y con un movimiento singular. El reloj gira constantemente con la frecuencia de los segundos y los minutos y una bolita va marcando la hora en la parte inferior del reloj. Las 12 de la noche se encuentran en el centro del reloj y la bola llega allí después de dar la vuelta a todo el reloj. Cuando lo hace se introduce por un agujero y baja hasta la 1.00 para volver de nuevo a empezar.

La verdad es que viéndolo rápido marea un poco pero con su ritmo normal apenas se aprecia el movimiento. Una idea realmente original de un estudio de diseño londinense. En el siguiente vídeo podéis ver el funcionamiento real, por si no os habéis enterado de mi explicación (lo cuál es muy probable).