¿Me da la hora? No, no ¡te doy el abanico!… y no es que el mundo se haya vuelto loco ni nada por el estilo; al parecer hay una preciosa y elegante relación entre hora y… ¿flamenco?

El exitoso diseñador Stanislav Katz ha decidido combinar un reloj con un abanico… con un éxito completamente extraordinario. De esta unión ha surgido el termino “The Fun Clock” o lo que es lo mismo -Reloj Divertido-

Reloj que da el abanico y la horaThe Fun Clok es un reloj de pared, que lo tiene todo… tiene sus manecillas – dos para ser más precisa- esto, no tiene números; pero es sencillo, elegante… y ¡aparece un abanico! ¿Qué cómo es esto? Pues no lo se, no se conoce la técnica pero sencillamente es asombroso.

El tiempo pasa y el espacio entre manecilla y manecilla se va coloreando de rojo… y a medida que el intervalo de tiempo se hace mayor, la separación de las agujas deja entrever lo que se parece a un completo abanico de un rojo espectacular.

Contrasta el color blanco y negro con el intenso color rojo de este flamenco abanico. El reloj es una auténtica maravilla. De aspecto muy sencillo pero a la vez completamente fantástico… a mi parecer es algo auténticamente precioso e incluso mágico ver cómo aparece de la nada el abanico para después volver a esconderse  quedando otra vez sumido en un blanco inmaculado.

De los relojes de pared este diseño de Stanislav Katz, es una auténtica maravilla; elegante, muy personal, sencillo y fantástico. Queda perfecto  en casi cualquier lugar debido a su sencillez; su gran atractivo hace de este reloj una pieza decorativa perfecta.

También te puede interesar:  Dos ideas originales para un living informal

Si estáis buscando algo fuera de lo común os lo aconsejo, sin lugar a dudas es extraordinario. The Fun Clock, de Stanislav, es un reloj que no pasará desapercibido, quedando espectacular allá donde lo ubiquéis.

Reloj que da el abanico y la hora