Si cuentas con una terraza, un patio o un espacio exterior, por pequeño que sea, ¡aprvéchalo!

Disponer de un espacio exterior, por pequeño que sea, es todo un privilegio. No te permitas el lujo de desaprovecharlo. Con unas sencillas ideas y un poquito de creatividad, puedes sacarle mucho partido, incluso a una simple pared. A continuación puedes ver una idea encantadora que te puede servir de inspiración para lograrlo.

patio

Si cuentas con una simple pared, dale forma hasta convertirla en un precioso rincón de disfrute y relax como el que puedes ver en la imagen superior.

De la imagen, podemos sacar varias ideas…

  • Si pones junto a la pared algunos bloques, podrás crear un resistente banco. Además, podrás darle el ancho que prefieras en función del espacio disponible o de tus propios gustos y necesidades.
  • Los textiles y complementos son fundamentales para dotar de personalidad y comodidad a cualquier espacio. Por ello, si colocas algunos cojines sobre los bloques, la decoración comenzará a tomar forma y estilo.
  • Un idea sencilla, cómoda y encantadora es la que podemos ver en el cojín central. Si te fijas, se trata de un simple cojín al que se le han incluido algunas cintas con el fin de poder colgarlo y, para colgarlo, se ha utilizado una barra de cortina colocada en la pared. De esta manera se ha podido colgar el cojín convirtiéndolo así en un cómodo espaldar.

Ya lo ves, con tan sólo algunas ideas sencillas, muy fáciles de aplicar en la decoración y muy económicas, puedes convertir una simple pared vacía en un encantador rincón en el patio o terraza ideal para el relax y disfrute en el exterior.