Los cuadros son elementos decorativos para decorar, dar vida y añadir carácter y personalidad a cualquier espacio. Son muchas las posibilidades que permiten, muchas las posibles aplicaciones y muy variados los resultados que se pueden obtener.

En varias ocasiones te hemos mostrado ejemplos e ideas originales y diferentes para crear decoraciones con cuadros. Y hoy te queremos mostrar una nueva idea…

En esta ocasión se trata de una idea más divertida, capaz de aportar personalidad y también alegría a cualquier espacio. Y es que se trata de decorar con cuadros, sí, pero apostando por el color. 

cuadros

La idea consiste en decorar toda una pared -o parte de ella- con cuadros. Pueden contar con diseños diferentes, pero lo que sí se debe tener en cuenta es que tengan tamaños iguales, o al menos similares; para obtener un equilibrio y una armonía.
Una vez que se tengan los cuadros, lo único que hay que hacer es pintarlos de diferentes colores…

En la imagen puedes ver un ejemplo de esta idea aplicado a un espacio de paso de una casa. Y el resultados es una decoración alegre y divertida que añade estilo e interés a esa fría zona de paso; y además, lo convierte en un espacio especial, ya que son fotos familiares las que se han introducido en los coloridos marcos.

Una idea diferente, original, que ofrece un resultado encantador y además económica.