En la decoración de “mayores” a menudo hablamos de los rincones de lectura como un lugar predilecto e imprescindible para los lectores pero, y que hay de los pequeños?? Precisamente a edades tempranas es cuando se debe adquirir el gusto y el hábito por la lectura.

rincón lectura

De ahí que veamos en habitaciones infantiles rincones como éste en los que los niños pueden hacer un hueco entre juegos y ordenadores y leer sus cuentos favoritos. No hace falta crear un espacio inmenso y super decorado, mirad que sencillo es. En un pequeño rincón tras las camas y al lado de la ventana se ha instalado un puff en el que estar cómodo, incluso tumbarse, con una inscripción en la pared que indica para qué está dedicado: “Thinking“, “pensar” en español.

El pequeño resquicio de tranquilidad se completa con los libros que cuelgan del techo, con una instalación tan sencilla como cruzar un hilo grueso por lo libros y colgarlos con una chincheta o algo más fuerte.