La música también puede inspirar mobiliarios y si no solo hay que mirar este sillón. Se llama Sound Chair y está realizado a base de ondulaciones que no son otras que las formas de onda que hace la música. 

Su creador es Matthew Plummer Fernandez y su forma surgió del trazo de un sonido concreto que el mismo eligió de una lista de 700, más bien de la representación en tres dimensiones (3D) de su tiempo, frecuencia y volumen. El díbujo que sus ondas formaban dió como resultado este sillón creado en espuma de polyetileno y esculpido con agua a presión. 

Su belleza estética no se puede negar, y además parece ser cómodo, pero la parte negativa es su precio, exageradamente caro: 7.280 dólares (6.173 €). 

Más información: Matthew Plummer

Vía: Freshome