tocador

Un tocador, en muchas ocasiones se hace necesario. Si eres una coqueta irremediable y precisas de un espacio dedicado a mimarte, cuidarte y ponerte guapa, un tocador puede ser el espacio perfecto para ello.

La habitación puede ser un buen espacio en el que colocar el tocador. Si tienes hueco, bastará con una bonita mesa que cuente, a ser posible, con algunas gavetas que te permitan guardar y mantener ordenados todos tus productos de belleza y todos tus complementos de bisutería, accesorios para el cabello, etc. La mesa debe contar indiscutiblemente con un práctico espejo; si se trata de un tocador que incluye el espejo, perfecto, si no, puedes añadir tú misma un espejos a tu medida.
Para lograr una comodidad mínima a la hora de cuidarte, maquillarte y ponerte guapa, lo ideal es que coloques un asiento y si lo que quieres es una solución practica, apuesta por un otomano con tapa. De esta manera podrás utilizar el interior del otomano como espacio de almacenaje para guardar tus cosméticos, tus zapatos o cualquier otra cosa.

Si cuentas con un pequeño espacio debajo de la ventana, sería ideal que coloques ahí el tocado, porque de esta manera aprovechas al máximo la luz natural y maquillarte será mucho más cómodo y fácil.

¿Que te parece esta idea?, ¿a ti te resultaría práctico contar con un tocador?