Su estética quizá nos recuerda a la época más puramente industrial al siglo XIX, pero sin embargo este reloj es totalmente actual. Eso sí, diseñado con un poco de nostalgia e ingenio. Sus únicos componentes son, lo que parece ser una vieja campana, una cadena de bicicleta, y los números que van incrustados en ella.

reloj cadena bicicleta

La maquinaria se encuentra dentro de la campana, una semiesfera también de metal. La cadena de la bicicleta pende de ella y se va encajando en unos pequeños dientes que suponen el eje central de la estructura. A través de ellos va girando y marcando las horas. Eso sí, las medias y los cuartos las tendremos que calcular a ojo, por lo que yo creo que, más que útil es un modelo decorativo.

Cara decoración porque el precio no es precisamente económico: 2.338 dólares, sin gastos de envío.

Más información: Unica Home

Vía: No puedo creer….