Cuando en las películas vemos a parejas felices disfrutando de una tarde de picnic, nos preguntamos porque no hacemos nosotros lo mismo aprovechando el caluroso sol de invierno que entra por la ventana. Aunque el mejor complemento para un día de Picnic es un bonito cesto de mimbre con un mantel rojo de cuadros vichy, tengo que reconocer que este proyecto es de lo más original.


Se trata de Boxsal, una caja de cartón que ha sido diseñada para poder irte de Picnic cuando y donde quieras, sin tener que cargar nada más. Con unos compartimentos de cartón grueso preparados para que quepa todo tipo de utensilios y, un bonito diseño exterior, puedes elegir dónde te lo llevas si a la oficina, al parque de detrás de casa repleto de pintadas o listo para ser abierto en mitad del salón.


Con un embalaje tan sostenible, era de esperar que el interior también lo fuera y así es, ya que todo esta realizado con materiales biodegradables, reciclados o de compostaje.


Una idea tan original y divertida parece que sólo se lo puedan permitir algunos, pero no es así, ya que su precio no más elevado que cualquier cesta de Picnic convencional, ya que por unos 25¢ te lo puedes llevar a casa.


Aunque ahora no hace el mejor tiempo para pasar una tarde en el campo, es mejor ir pensando cómo vamos a aprovechar todos esos días que nos tiene reservados la próxima primavera.

Si quieres saber más consulta su web.