Me encanta ver la gimnasia rítmica. Es un deporte y una profesión frustrada que tengo desde niña. Cuando tenía unos seis años me hacía yo misma las cintas que utilizan las gimnastas con lazos y empezaba a dar vueltas por toda mi casa, con la consiguiente regañina de mi madre porque tiraba todo por el suelo.

De todos los instrumentos que utilizaban el más me gustaba era la cinta por las esteticas formas que hacían al moverlas. Conseguía hacer algo que no quedaba demasiado mal pero ni por asomo se parecía a lo que ellas hacían. Pero ahora podré tener un pedazo de mi afición perdida en mi casa gracias a esta estantería.

Se llama Lovely Rita, y ha sido desarrollada por Kartell. No es que especifiquen la inspiración ni hay ninguna información que apunte a que la estantería sea algo similar a una cinta, pero a mi me lo parece, y me encanta.

Además, puede ser todo lo largo que queramos ya que las piezas se pueden unir unas a otras.

Vía: Holycool