Muchas veces el jardín, o parte del mismo, queda olvidado y descuidado. Sin embargo, con tan sólo un poco de imaginación se le puede añadir color y originalidad.

Hoy, queremos mostrarte una encantadora idea para decorar el jardín, que ha logrado que un rincón sin gracia se convierta en un espacio encantador.

Lo que se precisa para lograr un resultado como el que puedes ver en la imagen, es muy poco…

jardín

Y como puedes observar, una simple pared olvidada y sin ninguna gracia, puede dar mucho de sí.

La gran protagonista es, sin duda alguna, la enorme regadera que se ha pintado en un llamativo color rojo sobre la pared. Y una vez dibujada, lo que se ha hecho es jugar con el resto de elementos con los que se ha decorado la pared. Algunas baldas colocadas en lugares estratégicos, un bonito farol para iluminar el espacio cuando es de noche, flores y plantas, algunas pizarras e incluso se ha aprovechado para decorar con las herramientas del jardín.

Ya lo ves, con tan sólo un poco de imaginación, pintura, algunas baldas y poco más; se ha logrado crear este espacio en el jardín. Si tú tiees un rincón en tu jardín al que le falta un ‘toque’ personal y con estilo, inspírate, da rienda suelta a tu creatividad y no dudes en llevar a la práctica tus ideas.

¿Te animas a imprimir tu propio ‘toque’ personal en tu jardín?