Muchas veces no sabemos dónde colocar los pequeños electrodomésticos… Y es que si los dejamos a la vista pueden sobrecargar la decoración y estética de la cocina; además de restar espacio de trabajo o entorpecer a la hora de trabajar en la cocina.

Hoy queremos proponerte una original y muy práctica idea para organizar tus pequeños electrodomésticos sin que estos entorpezcan, ni la decoración, ni las actividades que se realizan habitualmente en la cocina.

La idea es colocarlos dentro del algún armario. De esta manera, se puede utilizar el electrodoméstico y, cuando se ha terminado, sólo hay que cerrar las puertas y todo queda dentro del armario y nada a la vista.

baldas deslizantes

En estos casos, lo mejor y más cómodo es instalar una balda deslizante que se pueda sacar cuando se va a utilizar el electrodoméstico; como ocurre en este caso con la cafetera que puedes ver en la imagen que ilustra este post. Así, utilizarla es más fácil y cómodo. Y cundo se termina, sólo hay que deslizar la balda hacia adentro, cerrar las puertas y… ¡Listo!

Si no sabes dónde colocar la cafetera, el exprimidor, la batidora o cualquiera de todos esos pequeños electrodomésticos que tenemos en la cocina; esta puede ser una solución ideal. Una solución práctica, cómoda y que requiere de muy poco dinero para llevarla a cabo.