En este momento recuerdo la sensación de desorientación que tenía al salir del Instituto; era muy intensa y me llenaba de emoción, temor y muchas expectativas. En todo caso estaba en una encrucijada importante y debía salir lo mejor librada posible. Lo que hice fue decidir empezar, sin tener muy claro que era lo que quería pero si que podía ser un camino. Hice un gran cambio en mi vida con solo concentrarme en algo que deseaba aprender; temas de arte, diseño, historia y un poco de matemáticas.

Ahora mismo, cuando han pasado ya tantas cosas y ese tipo de sensaciones se hacen cada vez menos usuales, el proyecto de remodelar mi casa, el espacio donde ahora vivo una vida más tranquila y segura, menos emocionante, me llena de alegría, porque sé que  va a quedar precioso. He pensado en comprar para el comedor una mesa de madera de buenas dimensiones, de buen peso y tono, y reemplazar la que tengo, que no tiene mucho carácter. Después conseguiré las sillas.

wood_table_pic1_706x380q75

Hay una mesa que me gusta. La mesa WOOD diseñada por Maarten van Severen para la fabricante VITRA es lo que quiero. La mesa es la forma más simple de lo que puede ser entendido por mesa, balanceada, con proporción y simple. La madera es de roble macizo y gracias al buen armado y la dureza del material, la estabilidad es perfecta a pesar de ser liviana. Un sencillo acabado de laca le da brillo. Una muy buena pieza para conservar y un muy buen comienzo para el comedor. Mayor información en la página Web www.twice.com