Si se echa a volar la imaginación y se apuesta por el color, es fácil decorar habitación infantil con un toque original y divertido. Es la gran ventaja que ofrecen los espacios de la casa destinados a los más pequeños, que no precisan de límites ni reglas, ¡casi todo vale!

A continuación te muestro una sencilla ideal muy fácil de aplicar y también muy económica que te ayudará a crear un detalle diferente y divertido en la habitación de tu pequeño o pequeña.

Lámpara decorada con pasta

Se trata simplemente de poner algunos colgantes en la pantalla de la lámpara. Así, la lámpara se convierte en un elemento más atractivo a nivel visual y cobra protagonismo… Sin embargo, si te fijas bien en la imagen, los elementos utilizados no son cualquier elemento, se trata ni más ni menos que de pasta. ¡Sí, sí, de la que se utiliza habitualmente para cocinar!

La idea es adaptar estos singulares colgantes que decorarán la lámpara al resto de la decoración, pintándolos de los colores adecuados para que encajen perfectamente. Para ello sólo es necesario un pincel y pinturas acrílicas.
Una vez seca la pasta, lo único que que faltaría es colgarla de la lámpara, añade que combine con los colores de la lámpara y cuélgala la pasta de los bordes de la pantalla de la lámpara.

En el ejemplo que puedes ver en la imagen superior, se ha apostado por una lámpara de mesa, pero también es posible decorar cualquier lámpara de techo si cuenta con una pantalla.

Más simple sería casi imposible… Y el resultado es encantador y muy divertido. Además, los pequeños estarán encantados de aportar su granito de arena a la hora de poner en práctica esta sencilla idea.