En algunas ocasiones hemos hablado de la pintura pizarra y sus posibles aplicaciones y ventajas. Os hemos mostrado algunas ideas inspiradoras para decorar con este tipo de pintura habitaciones infantiles o juveniles y algún que otro espacio de la casa,  pero, ¿alguna vez has pensado en convertir una de las paredes de tu cocina en una pizarra?

pizarra

Lejos de ser una opción infantil, aunque a priori lo pueda parecer, una pizarra puede ser ideal prácticamente para cualquier espacio de la casa, sobre todo si ese espacio es una zona de trabajo como lo puede ser la cocina.

Lo cierto es que esta es una posibilidad muy sencilla de llevar a cabo, ya que lo único que hay que hacer es pintar una pared -o arte de ella- con pintura especial de pizarra. Además, la aplicación de esta pintura no conlleva ninguna complicación, se aplica exactamente igual que cualquier otra pintura de pared.

La gran ventaja de contar con una gran pizarra en la cocina es que facilita las tareas que en ella se desarrollan. Con una gran pizarra no serán necesarias libretas en las que anotar las listas de la compra, se podrán apuntar en la pizarra ideas y actividades por realizar para que no se olviden, es posibleanotar las recetas en ella para tenerlas a la vista mientras se cocina y no tener que estar continuamente consultando el libro o el ordenador, es perfecta para dejar mensajes, etc.

A ti, ¿qué te parece esta idea?, ¿convertirías una de las paredes de tu cocina en una pizarra?