Si tienes más zapatos que una princeas, hoy te dejamos una idea para la organización de estos en tu armario. Los muebles, zapateros, inventados para guardar nuestro calzado.. en muchas ocasiones son caros y no tienen suficiente espacio.

Amén de los vestidores, si tienes un bolsillo más humilde y necesitas ideas económicas y funcionales, aquí te dejamos una buena sugerencia. Por ello hoy desde Decoración 2 . 0 brindamos esta fantástica idea que, a muchos de nosotros, podrá ayudarnos con la pregunta de ¿dónde guardo mis zapatos?

Estas fantásticas perchas se convierten en el perfecto organizador para zapatos, facilitando el orden del dormitorio. Este tipo de reciclaje es bastante rápido de hacer, así que toma nota!

Entre los materiales necesitaremos, una percha de alambre, unos alicates, botones de muchos colores, cartulina del color que quieras o estampada y un poco de pegamento.

Toma la percha de alambre y los alicates, con ellos vamos a manipular las perchas para lograr lo propuesto. Con ayuda de los alicates, cortamos la parte inferior de la percha así  solo deben quedar el gancho que la sostiene y sus dos extremidades laterales… estas zonas después las doblaremos.

Ahora con ayuda de los alicates vamos doblando cuidadosamente cada extremo. Estos deberán ser doblados hacia arriba, así podremos colgar literalmente nuestro calzado. Es muy fácil de realizar si se tienen los instrumentos adecuados y, además de muy sencillo, rápido. Corta y dobla, de esta manera, tantas perchas como vayas a necesitar.

Una vez lista la estructura de la percha, procedemos a decorar la misma.  Si quieres hacerlo como en la foto, es una idea práctica, elegante y sencilla… tan solo tienes que coger la cartulina de color o estampada… puedes buscar el diseño que más te guste, este es solo un ejemplo.

Ahora vamos a intentar añadirla a la estructura de la percha, sin que se caiga. Para ello recorta una tira de cartulina de color, de unos 20 cm aproximadamente… esta tira la colocamos, de forma horizontal, sobre la estructura de la percha.

Una vez colocada así nos vamos a uno de sus extremos y lo doblamos hacia arriba, justo por detrás de la estructura de alambre y luego otra vez hacia abajo… dejamos el estampado por fuera, para que se vea.

Por último pegamos cada doblez que hemos realizado con la cartulina, hecha unas gotitas de pegamento en cada una de ellas y así nos aseguramos que no se desarme. Para acabar da un toque alegre pegando en el centro un botón… y listo.

Ya solo resta ubicar los zapatos que queramos. Estas perchas son ideales para guardar manoletinas, zapatillas, zapatos de tacón… las perchas son una buena forma de mantener organizada nuestra habitación.