Si tienes niños en casa sabes la importancia que tiene el crear zonas de juego especialmente pensadas para ello. Además, para que no reine el desorden y el desastre es necesario introducir esas zonas de trabajo de una forma sutil en el resto de la decoración y lograr una armonía. No es tarea sencilla, pero tampoco es imposible…

Hoy te traigo una idea, una sencilla idea que te ayudará a crear un zona de juegos a los más pequeños y además no tendrás que renunciar al espacio, a la comodidad ni al orden…
Se trata de crear una graciosa casa, un refugio en el que los más pequeños de la casa estarán encantados de jugar y pasar divertidos ratos. Para ello lo único que necesitas es una mesa, algunos retales de tela y un poco de habilidad con la costura. El resultado es este:

casa para los niños
Vía: Notonthehighstreet

¿No te parece ideal?

Pues bien, tal y como puedes ver en la imagen lo único que debes hacer es cortar algunos retales de tela con la medida de los lados de la mesa y colgarlos de la misma. No olvides diseñar algunas puertas y ventanas para simular así que se trata de una casa. Justo debajo de la mesa, coloca una colchoneta para proteger a los niños del frío suelo y algunos cojines para que su refugio sea aún más cómodo y acogedor.

Esta es una idea que puedes poner en práctica en cualquier estancia de la casa: en su propia habitación, en el patio o jardín, en la sala… Y, lo mejor es que, desmontar esta original casita es realmente sencillo, sólo necesitarás descolgar las telas y guardar la colchoneta y cojines.

Te aseguro que a los pequeños les encantará, ¿te animas a darle una sorpresa a tu hijo/a poniendo en práctica esta idea?