No recuerdo cuantas veces mi madre me regañó de pequeña porque, sin mirar donde iban mis manos, tiraba los vasos y las botellas de refrescos o agua que había en la mesa mientras estábamos comiendo, o bien porque mi hermano y yo comenzábamos a discutir  y terminábamos tirando algo. En la actualidad también sigo derramando cosas, pero por que soy un poquito torpe.

Por suerte para mi madre y para mí ahora he encontrado un mantel para la mesa que, al menos, cuando se mancha, luce más bonito. Underfull es una creación de la diseñadora noruega Kristine Bjaadal, y a primera vista parece un mantel blanco, con un ligero relieve y dibujo en el mismo color.

Sin embargo, cuando el líquido se derrama aparece un delicado dibujo de mariposas. Sí, igualmente se ha manchado. Sí, igualmente habrá que lavarlo, pero al menos la mancha quedará más bonita y elegante sobre la mesa hasta que terminemos de comer.

Más información: Kristine Bjaadal

Vía: Designboom