Las serpentinas es algo en lo que nunca pensé para realizar manualidades… pero acabo de descubrir que son perfectas para realizar objetos decorativos de gran belleza ¿Quieres descubrirlo? Adelante! sigue leyendo!


Con ayuda de las serpentinas, un material barato y asequible, podemos realizar preciosas vasijas y cajas con las que decorar.

Los materiales que necesitaremos serán los siguientes.

– Serpentinas de muchos colores
– Pegamento de barra
– Cola blanca
– Un pincel

Puede parecer complicado, pero es sencillo solo tenemos que proveernos de paciencia y esmero… ah! Y por supuesto mucho arte!

Escogeremos solo una serpentina, del color que queramos y procedemos a enrollarla sobre sí misma –procura que quede apretada-. Ahora escogemos otro color y, con un poco de pegamento de barra, la unimos a la primera serpentina –alrededor de ella- y procedemos de igual forma.

Enrollamos esta segunda serpentina hasta que se acabe –intentemos que no quede floja-; después tomamos otra serpentina, igualmente la unimos con pegamento a la circunferencia ya formada y enrollamos hasta que se acabe. Este procedimiento lo seguiremos haciendo hasta alcanzar las medidas que deseemos.

Mientras más grande formemos el círculo de serpentinas, más alto nos saldrá la vasija u objeto que vayamos a realizar. Una vez lograda las medidas que queramos, basta con ir moldeando con los dedos haciendo presión hacia arriba, con cuidado, pero firmes.


De esta manera vemos como, poco a poco, las “paredes” de serpentinas suben transformándose en vasijas. ¡Genial, verdad!

Por último, una vez tenemos realizado el objeto, basta con barnizar con un poco de cola blanca mezclada con un poco de agua, dejar secar y listo! La mezcla hace que se endurezca el papel y dure más tiempo.

Ahora podemos adornar cualquier rincón de nuestra casa, podemos utilizarlos como pequeños joyeros donde guardar los anillos y pulseras; para poner las llaves, para poner popurrí aromatizado… mil ideas, aplica la que más te guste!

  • alex fraile

    Hola, yo también empecé a trabajar con serpentinas hace algún tiempo y aunque la técnica no se diferencia mucho, las estructuras son más voluminosas.

  • Pingback: Bitacoras.com()