Hasta la llegada de la corriente eléctrica a los hogares las formas de alumbrarnos se basaba en velas, antorchas y otros objetos similares que emitían luz a través de la llama que conteían. Después llegó la electricidad, a unos lugares antes que a otros, y la vida fue más sencilla. La velas quedaron para lugares a los que la nueva fuente de luz no llegaba y para casos de urgencias como apagones.

velas-enchufeResulta curioso entonces que ahora encontremos estas velas que simulen conectarse a la luz, con la forma de un enchufe en su base y sobre un soporte que parece ser una regleta con múltiples enchufes. La modernidad vuelve a sus orígenes.

Se pueden adquirir en Designglut, en tres colores diferentes y parece ser que el precio por unidad es de 1 dólar.

No está mal un poco de nostalgia aunque preferimos quedarnos como estamos ahora que hacer fuego con dos piedras tiene que se muy complicado.

Vía: monkeyzen.com