Desde hace 60 años la empresa Velux se ha dedicado a la creación de ventanas y a la búsqueda de soluciones de tipo estructural buscando la iluminación natural, aire fresco y calidad de vida para cualquier hogar. Sus productos destacan por su originalidad y constante innovación, y uno de sus últimas creaciones nos ha dejado sin palabras.

Se trata de una ventana que se transforma en balcón de una forma muy sencilla. Se compone de dos hojas, una más grande que es la superior y una más pequeña. Cuando la ventana permanece cerrada está en línea con el tejado pero cuando se abre descubrimos un pequeño secreto.

La hoja de arriba se abre 45 º, quedando por encima de nuestra cabezas como un pequeño tejado; y la hoja de abajo se mueve hacia delante desplegando a su paso unos pequeños barrotes laterales y creando un balcón en miniatura.

De esta forma se aprovecha mejor el espacio porque podremos ponernos de pie en esta parte de la casa y asomarnos, con mucho cuidado claro, a tomar el aire fresco, al mismo tiempo que la luz del sol entra con más fuerza en la casa.

Más información: Velux