¿Te encanta el color verde? ¿Deseas pintar tus paredes en este color? ¿No puedes pasar sin el verde? En el artículo de hoy te contamos como implementar el verde en las paredes para tener la mejor decoración.


Si tu instinto es huir de colores y tonos tradicionales como el beige o el blanco, muestra tu personalidad con los tonos que más te agraden… en este caso el verde.

Este es un color que nos brinda confort y tranquilidad, aportando al ambiente relajación y bienestar. El verde oliva nos proporciona descanso que necesitamos; el carácter de este color nos ofrecerá el toque de distinción que deseamos.

La intensidad del color se debe a su composición de marrones y el sosiego que nos transmite será por los matices azules de la composición. El color amarillo, dentro de la composición del verde oliva, le hará un tono más cálido y vita. Para potenciar las propiedades del verde oliva lo combinaremos con colores neutros.


El inconveniente más grande que podemos tener con el verde oliva, es que puede oscurecer las habitaciones y si no tenemos demasiados metros cuadrados, parecerán más pequeñas.

Por ello deberemos buscar el equilibrio entre pintura y mobiliario, accesorios…etc. buscaremos proporcionar luz y claridad.

El mobiliario podrá ser en color blanco o gris y los complementos serán de fibras naturales como la mimbre, el ratán…etc. los textiles naturales como algodón o lino serán mejores si contienen detalles como encajes y ganchillo.

En estancias grandes usaremos este color para pintar la pared de dimensiones más grandes; tendremos presente adosar un mueble de gran volumen, por ejemplo en blanco. Las líneas simples no recargarán demasiado la estancia.

Podemos poner algún mueble, como el sofá, en color oscuro si lo aderezamos con algún detalle o mueble pequeño en blanco o un color claro.

Si deseas incluir una habitación en este color, para equilibrar podemos incluir complementos textiles como sábanas, cojines, el edredón, alfombras… incluyendo el cabecero en colores claros o tapizado en capitoné.

Por último, si deseamos poner este color en nuestro recibidor lo combinaremos con un zócalo en color blanco y los muebles en tonos claros.